LAURA
ROJAS-MARCOS

Doctora en Psicología, investigadora, escritora y conferenciante.
“Todo cambia, nada es inalterable”.

¿Quién es Laura?

Una de las psicólogas más reconocidas en nuestro país. Experta en temas relacionados con la mente humana y sus emociones, compagina su carrera como profesional de la salud mental con la docencia y la impartición de múltiples conferencias en las que expone sus conocimientos sobre comunicación, relaciones humanas y psicología positiva.

Licenciada en Psicología en la Universidad de Nueva York y Doctora en Psicología Clínica, Forense y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid, Máster en Psicología por la Universidad Albert Einstein de Yeshiva. Durante su estancia en Nueva York trabajó en el Hospital Bellevue de la Universidad de Nueva York y tras los atentados de las Torres Gemelas fue voluntaria de apoyo para la Cruz Roja y colaboró en el Proyecto Libertad, un programa creado por el Gobierno federal estadounidense para ofrecer asistencia psicológica a las víctimas del atentado del 11-S.

Trabajó como coordinadora del programa “La Vida es Cambio. El Cambio es Vida” en la Fundación la Caixa hasta diciembre de 2006 y en la actualidad mantiene una consulta privada de psicología y colabora con instituciones dedicadas a diversos temas sociales y de salud mental.

Es autora de obras como “Somos cambio”, Hablar y aprender” o “La familia”.

¿Y qué nos va a contar en NeuroEMOCIONA?

A través de su ponencia: “¿Cambiar o adaptarse? La adaptación saludable a los cambios», Laura nos hará reflexionar sobre el cambio como una constante en todas las esferas de nuestras vidas, tanto personal como profesionalmente.

Los cambios pueden ser positivos o negativos, internos o externos. Cada un@ reaccionamos de forma diferente dependiendo del tipo de cambio, del significado que le demos y del efecto que éste tenga en nuestra vida. Aprender a manejar los cambios nos ayuda a sentir que tenemos control de nuestra vida, a tener confianza en nosotros mismos y a construir relaciones saludables con los demás. Para ello, necesitamos conocer nuestras habilidades, recursos, fortalezas y limitaciones y tener una actitud proactiva y optimista.

Los cambios nos obligan a volver a empezar de nuevo, a comenzar una nueva etapa, a reinventarnos y enfrentarnos a nuevos retos. Por lo tanto, aprender estrategias y métodos que nos faciliten el proceso de adaptación al cambio nos ayudarán a sobrellevarlos de la mejor manera posible, para finalmente salir fortalecid@ y desarrollar una personalidad resistente.

Scroll hacia arriba